miércoles, julio 14, 2010

Los Salvadoreños (Gabriel García Márquez)

No hay nadie que no conozca a un salvadoreño o, por lo menos, conoce a alguien que conoce a un salvadoreño.

De todas maneras, le preguntaron en una ocasión a un reconocido sabio maestro: ¿Qué es un salvadoreño? Su respuesta fue la siguiente: ¡Ah, los salvadoreños… que difícil pregunta! Los salvadoreños están entre ustedes pero no son de ustedes. Los salvadoreños beben en la misma copa la alegría y la amargura. Hacen música de su llanto y se ríen de la música. Los salvadoreños toman en serio los chistes y hacen chistes de lo serio. No creen en nadie y creen en todo. ¡No se les ocurra discutir con ellos jamás! Los salvadoreños nacen con sabiduría. No necesitan leer, ¡todo lo saben! No necesitan viajar, ¡todo lo han visto! Los salvadoreños son algo así como el pueblo escogido, por ellos mismos.

Los salvadoreños se caracterizan individualmente por su simpatía e inteligencia y, en grupos, por su gritería y apasionamiento.

Cada uno de ellos lleva en sí la chispa de genios y los genios no se llevan bien entre sí, de ahí que reunir a los salvadoreños es fácil, pero unirlos es casi imposible.

No se les hable de lógica, pues eso implica razonamiento y mesura y los salvadoreños son hiperbólicos y exagerados. Por ejemplo, si te invitan a un restaurante a comer, no te invitaron al mejor restaurante del pueblo, sino al mejor restaurante del mundo.

Cuando discuten, no dicen: No estoy de acuerdo con vos sino ¡Estas completamente equivocado!

Tienen tendencias antropofágicas; así entonces ¡Se la comió! Es una expresión de admiración y comerse a una mujer guapa es señal de una situación admirable.

Decirle a alguien “come mierda” es un insulto lacerante.

El salvadoreño ama tanto la contradicción que llama “culo” a las mujeres hermosas y “animal” a los eruditos.

Si te aqueja alguna situación de salud te advierten, ¡Hermano, debiste hablar conmigo para llevarte donde un chero mío, que es un médico cabrón!

Los salvadorenos ofrecen soluciones antes de saber el problema. Para ellos nunca hay problema. Saben lo que hay que hacer para erradicar el terrorismo, encausar a paises pobres del Caribe, eliminar el hambre en África, pagar la deuda externa, quién debe ser presidente y cómo Estados Unidos puede llegar a ser una potencia mundial.

No entienden por qué los demás no les entienden cuando sus ideas son tan sencillas y claras, y no acaban de entender por que la gente no quiere aprender a hablar castellano.
¡Ah, los salvadoreños… No podemos vivir mucho con ellos, pero es imposible vivir sin ellos!
Dedicado con cariño a los habitantes del mejor país del Mundo…

Gabriel García Márquez

No puedo decidir si odio o amo esta pieza, todas estas palabras viniendo de un genio me suenan a insulto encubierto. ¿Qué pensás vos?

8 comentarios:

del 503 al sv dijo...

Me gusta cómo lo propone; aunque es feo sentirse representado en lo general por lo que no nos representa en lo individual, pero es que gente normalnormal, o sea buena gente y medio pensante habrá no se, 25% digamos; genios(as) otro 25%; el resto supongo que sí son como dice el Gabo. Por cierto, ¿conocés la cita original en donde lo publicó o es algo suelto? Igual sólo lo había visto en emails antes.

Rocío dijo...

Parecen buenas intenciones, pero no me convence del todo. He buscado la fuente original pero no encuentro nada, a lo mejor es reventa o chambre... jajaja

Oberstabsfeldwebel Rafael Hernandez dijo...

Concuerdo contigo Rocío, de que al rato y es chambre. Por más que he buscado tampoco encuentro una referencia acreditada que respalde.

Ahora bien, suponiendo que sea cierto el autor, me parece que se trata de una crítica destructiva pues hay muchas y marcadas similitudes con la vil mayoría de "culturas" latinoamericanas.

Bueno, si los colombianos fueran tan "civilizados" ya ratos que hubieran saldado sus diferencias. Aquí, los "neanderthales" salvadoreños, a pesar de que nunca nos entendemos (según el escrito), llegamos a tener acuerdos de paz y muchos otros avances ¿no te parece?.

En fin, cada loco con su tema ¿verdad?.

Anti-Raúl dijo...

Coincido. Debe ser chambre. Como cuando dijeron que había escrito un poema en despedida, el de la Marioneta. Y lo hicieron viral, recorrió el mundo, solo para que él luego dijera que no escribiría algo tan de mal gusto. xD
Saludos. :)

R. A. dijo...

Bueno,… Yo realmente no me siento aludido…- ¿O si?
Bueno para ser sincero conmigo mismo, y si me voy en cónclave en la más recóndita profundidad de mi conciencia, sea quién sea él que lo haya escrito, ha definido, casi a la perfección las carácteristicas nuestras (Soy Salvadoreño). Al mismo tiempo descubro en el encubierto cinismo de lo escrito que el autor ha sido tocado dolorosamente por uno de los nuestros en lo más profundo de su ser. Esto lo ha podido hacer alguién que ha compartido con el/ella su vida de una u otra forma, su texto delata una carga de frustración.
Yo sin conocer su problema, y para coicidir con lo que escribe (Je, je, je) le ofrezco ya la solución, busca otro salvadoreño\a para que sigas asimilando nuestra sabiduría y aprendete de memoria este dicho a continuación que se quedo anónimo, porque además de la soberbia también tenemos entre nuestras carácteristicas la modestia…Ja, ja, ja…

"La educación es costosa para aquel que no ha valorado el precio de la ignorancia" Anónimo

…Y sigue riendote porque…

"No hay arma más subversiva que la risa" (Marjane Satrapi)

Ester dijo...

y será que de verdad lo escribió García Márquez, yo tengo mis dudas
saludos,

Tonito dijo...

Para mi que esto lo escribio un resentido salvadoreño (de los muchos que pululan por el mundo),porque aunque las cosas son ciertas,usan a alguien notorio porque ellos no tienen el valor de decirlo aqui y son iguales; (verdad R.) y como la cuña para que aprete debe ser del mismo palo.

Lix dijo...

Es un insulto encubierto pero es la verdad. No amamos el arte ni la belleza y somos poco prudentes, bulliciosos, poco comprometidos con los planes, en fin. nada serios... que pena...