sábado, enero 27, 2007

Reflexionando...

Pensaba que era una persona sensible hasta que entre a laborar en el Organo Judicial, los casos del dia a dia hace que una pierda el sentido, el proposito, sin querer me dejo llevar por la corriente, un sistema inquisitivo ante el cual los derechos de la victima son tan irrespetados como los derechos y principios fundamentales de los imputados.

Todo se vuelve una rutina y vamos a trabajar rogando que pase rapido el horario laboral y sean las cuatro de la tarde, mientras muchas personas padecen de los males de la injusticia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Relax and enjoy

Casino
viagra
tramadol
cialis