lunes, marzo 09, 2009

Don't get me wrong.

A veces me siento en un mundo paralelo. Cuando comparo mi vida en San Salvador y ahora de nuevo en San Miguel, el clima hace que me desespere un poco más, pero se compensa con el tiempo que paso en casa con papá y hermanos, ver a mi sobrino, celebrar el próximo nacimiento de otro sobrino. Cosas lindas.

Mi dedicación por completo a preparar las clases, a exponerlas, a relacionarme con los alumnos, me lleva mucho tiempo, y estoy resintiendo un distanciamiento con mi Otra Parte.

Ha cambiado de alguna forma, 'nuestro querer'. La relación funciona cuando ambos pueden dar lo mejor de sí, cuando hay voluntad de ceder en aquellos aspectos que incomodan a la pareja, cuando hay ganas de amar.

Después de todo, ser feliz es una decisión.

5 comentarios:

Clau dijo...

si es tu contraparte, te seguirá a donde vayas =)

devoladas dijo...

Cuando uno toma decisiones, se deben evaluar los pro y los contra.... y en ocasiones no todo sale de la menera perfecta como uno quisiera... pero esa intriga de lo que sucedera es lo que le da sentido a la palabra decidir, que a la vez implica escoger lo mas conveniente o los que nos producira mas bienestar.
Pero también sentirse de bajón nos hace reflexionar mucho...

Mariolinocopinol dijo...

We're not getting you wrong!

Wirwin dijo...

Siento triste tu post Rocio?, melancolico.

vaya angache con su papa... :)

¿le hace falta el mero, mero?

No te desanimes el amor todo lo soporta y no hay distancia que lo mate,

saludos

Rocío dijo...

Lo que es para uno, nadie se lo quita dice mi abuela. La verdad que en este momento no se muy bien que va a pasar.

Estoy melancolica pero creo que es pasajero.

Asi pasa cuando sucede.